24 de junio de 2011

"El laberinto" - Un film de John Cameron Mitchell.


"EL LABERINTO" - UN FILM DE JOHN CAMERON MITCHELL

Estreno: 23 de junio de 2011.

Ficha Técnica:

Dirección: John Cameron Mitchell. Guión: David Lindsay Abaire (sobre su obra de teatro). Producción Ejecutiva: Bill Lischak, Daniel Revers, Linda McDonough. Casting: John Ort Sig De Miguel, Stephen Vincent. Coproducción: Caroline Jaczko, Geoff Linville. Diseño de Producción: Kalina Ivanov. Edición: Joe Klotz. Efectos Visuales: Adam Schwartz, Jim Geduldick, Lenz Kol. Fotografía: Frank G. DeMarco. Música: Anton Sanko. Vestuario: Ann Roth Giovanni Lipari, Rebecca Edmonston, Sonja Cizmazia. Título Original: "Rabbit Hole". EE.UU. 90 min. 2010. Calificación: SAM 13. Distribuidora: Alfa Films.

Elenco:

Nicole Kidman, Aaron Eckhart, Dianne Wiest, Miles Teller, Tammy Blanchard, Sandra Oh, Giancarlo Esposito, Jon Tenney, Stephen Mailer, Mike Doyle, Roberta Wallach, Patricia Kalember, Ali Marsh, Yetta Gottesman, Colin Mitchell.

Sinopsis:


Becca y Howie Corbett eran una felíz familia suburbana. Ahora, están atrapados en el laberinto de la memoria, la culpa y la recriminación, estados de ánimo de los que no pueden escapar. Mientras Becca encuentra dolor en lo familiar, Howie encuentra consuelo. Un accidente lo cambia todo.

La Opinión de David Lindsay-Abaire (Guionista):

Para "El laberinto", David Lindsay-Abaire se inspiró en un consejo que le había dado su profesora de la Universidad Julliard. Marsha Norman le dijo: "escribe sobre las cosas que más miedo te provoquen". El escritor confiesa que, por mucho tiempo, no estuvo realmente seguro de qué quería decir con eso. Luego, tuvo un hijo y cobró sentido el consejo.


"Cuando pensé en cómo sería para mí perder a mi hijo, experimenté el miedo de la manera más profunda" explica Lindsay-Abaire. Mientras comenzaba a explorar las raíces de su temor, ese germen se abrió organicamente para transformarse en los Corbetts, quienes cobraron vida luego de una serie de conversaciones familiares en su casa de Westchester, frases escuetas que desmentían todas las emociones que bullían bajo esa plácida y hermosa superficie: "Me di cuenta de que podía permitirme completar el mundo de Becca y Howie".


Al adaptar el diálogo para la pantalla, Lindsay-Abaire priorizó conservar el humor seco y el sentido del absurdo que existía en el entretejido de la obra: "Trabajé mucho luchando contra la posible dureza de esta historia. Concuerda con mi experiencia, según la cuál las personas no pierden el humor, ni siquiera atravesando los momentos más tristes. Creo que los Corbetts fueron siempre gente divertida y ahora que atraviesan una pérdida tan trágica, esa capacidad no desaparece del todo. Era importante para mí que ciertos momentos en el film se sintieran tan optimistas y atractivos como los personajes en sí".

La Opinión de John Cameron Mitchell:

Mitchell argumenta que "El laberinto" tiene mucho en común con sus dos películas previas, de una comicidad infrecuente, cuando se mira más allá de su superficie naturalista.


"Siempre me sentí atraído por historias sobre personas que intentan conectarse, tratando de no estar solas, personajes que socavan sus propias paredes. Todas mis películas comparten eso. Son seres buscando esa pizca de luz al final del túnel. Cada uno intenta concretar su anhelo con un estilo diferente, pero comparten la misma esencia".

"Me encantaba que la historia no sólo fuera sobre la pérdida, sino también sobre la incomunicación que sobreviene con ella. Me encontré alternativamente riendo y llorando durante la lectura de la historia. Suele gustarme desarrollar mi propio guión, pero éste lo sentí tan profundo, maduro y rico que mi interés fue instantáneo, dejé todo lo demás".

"Creo que hay un instinto en Nicole Kidman, una comunión instantánea que hizo que las cosas se movieran rapidamente. Raras veces, pasa este tipo de iluminación".

Info: www.primordiales.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario