28 de abril de 2010

"La pequeña Jerusalén" - Un film de Karin Albou


"LA PEQUEÑA JERUSALÉN" - UN FILM DE KARIN ALBOU

Estreno: 29 de abril de 2010

Ficha Técnica:

Dirección y Guión: Karin Albou. Producción: Laurent Lavolé, Isabelle Pragier. Casting: Maya Serrulla. Diseño de Producción: Nicolas de Boiscuillé. Edición: Christiane Lack. Fotografía: Laurent Brunet. Música: Cyril Morin. Francia / 94 min. / 2005. Título Original: "La petite Jérusalem".

Elenco:

Fanny Valette (Laura); Elsa Zylberstein (Mathilde); Bruno Todeschini (Ariel); Hédi Tillette de Clermont Tonnerre (Djamel); Sonia Tahar (La mère)

Sinopsis:

La historia se sitúa en un barrio de Sarcelles, en el suburbio parisiense conocido como "La pequeña Jerusalén", por la cantidad de emigrantes judíos que alli viven.

Laura tiene 18 años. Se siente dividida entre su educación religiosa y sus estudios de filosofía que le apasionan y le ofrecen otra visión del mundo.

Mientras su hermana Mathilde intenta nuevamente darle vida a su pareja, Laura sucumbe a sus primeras emociones amorosas. Esta confrontación con el deseo va a trastornar sus convicciones.


Acerca de Karin Albou:

Nacida el 12 de marzo de 1968, luego de estudiar actuación, danza, hebreo, literatura francesa y arábe, Karin Albou ingresó en una escuela de cine de París. Su primer cortometraje se llamó "Chut".

Luego de incursionar en el documental "Mon pays m’a quitté", eligió hablar de Algeria, la tierra de su padre, en su segunda ficción "Aïd El Kébir", ganadora del Gran Premio en el 'Festival de Clermont-Ferrand'.

"La pequeña Jerusalén" tuvo diversas nominaciones y ganó el 'Premio SACD' a Mejor Guión en la 'Semana Internacional de la Crítica de Cannes', y el 'Premio Mejor Ópera Prima' del 'Sindicato de Críticos de Cine de Francia', entre otros.

Su segundo film "La canción de las novias" (de reciente estreno en Argentina), obtuvo varios reconocimientos internacionales y una muy buena acogida de la crítica mundial.


Opiniones de la crítica internacional sobre el film:

"Dos hermanas en un enclave de París apuntando a diferentes direcciones" - Por Nathan Lee para 'N.Y.Times Review'

Con candor, simpatía y una excelente fotografía, "La pequeña Jerusalén" retrata la relación que tienen con su cuerpo dos hermanas en Sarcelles, un suburbio parisino que habitan los inmigrantes judíos ortodoxos. Laura (Fanny Valette) se inclina por lo secular; es escéptica, estudia filosofía y se enamora de un algeriano con bigote llamado Djamel (Hédi Tillette de Clermont-Tonnerre). Matilde (Elsa Zylberstein), su hermana, es devota pero conflictuada, con la dualidad entre fidelidad a Dios y a su marido (Bruno Todeschini). Este último, frustrado sexualmente, ya no le es fiel. ¿Puede reconciliarse la fe con los juegos sexuales?

La guionista y directora Karin Albou abre paso al espacio íntimo, tanto físico como psicológico, de estas dos mujeres a través de un estilo que le debe al impresionismo sofisticado de Claire Denis y Lucrecia Martel. Su cámara merodea, ligera y alerta, atenta al peso y textura de las cosas. Se le presta gran atención al diseño sonoro, la fisonomía y las capacidades sugestivas de cortes impredecibles en el montaje.

Durante la primera hora, mientras somos guiados hacia las privacidades de una cultura y conciencia, Albou sostiene su modo rico y suavemente intoxicante de filmar, una película más admirable teniendo en cuenta su guión demasiado esquemático.


"Filosofía y religión se enredan con el amor y el sexo en el inteligente y sensual drama de Karin Albou" - Por Kevin Crust para 'Los Angeles Times'

Filosofía y religión se enredan con el amor y el sexo en el inteligente y sensual drama de Karin Albou "La pequeña Jerusalén". Situado en un barrio predominantemente judío en los suburbios de París, el film sigue los pasos de una apasionada estudiante de filosofía mientras intenta poner un muro a su corazón, usando a Emmanuel Kant como guardián. Laura (Fanny Valette) vive en un departamento con su gran familia judía emigrada de Túnez, pero desea mudarse a la ciudad. Estudia durante el día, y durante la noche trabaja como cuidadora de una escuela, donde conoce a un compañero de trabajo, Djamel (Hédi Tillette de Clermont-Tonerre), un periodista algeriano que vive ilegalmente en Francia.

El hogar de Laura es un campo de batalla de ideales a la vez que su aferramiento a la razón ofende a su devota y ortodoxa hermana Matilde (Elsa Zylberstein) y a su cuñado Ariel (Bruno Todeschini). Su madre viuda (Sonia Tahar) contribuye con sus supersticiones del norte de África a empeorar la situación (le dice a Laura que si ella le escribe una carta a un hombre, o le da una foto suya, él echará una maldición sobre ella).

Los tratados filosóficos que Laura memoriza la llevan a creer que el amor es una superstición y que la libertad personal recae en el respeto por la ley. A qué ley responder, se convierte en la pregunta del film. Su devoción al régimen de Kant –incluyendo una larga caminata exactamente a la misma hora cada día - no coincide con la confusión que siente en cuanto a su atracción por Djamel.

Las creencias de Mathilde son desafiadas de forma similar cuando es forzada a cuestionar las restricciones que se impone por ser mujer y esposa judía. Los descubrimientos que tienen cada una sobre si mismas aclaran el paso a la autonomía. Valette y Sylberstein representan ideologías y temperamentos contrapuestos, pero la sinceridad de sus actuaciones hacen que su comprensiva relación sea creíble.

En su debut como directora, Albou evita ser didáctica, permitiendo que el choque de ideas se desarrolle sin trabas. Las grandes ideas están bien integradas a un drama que se apoya con igualdad en la cabeza, el corazón y el cuerpo para inspiración. Incluso cuando "La Pequeña Jerusalén" parezca tender hacia el melodrama, Albou la re-encarrila cuidadosamente, produciendo un final que satisface por su apertura.


"Dios elude a la razón" - Por Sean Axmaker para 'Seattle Post-Intelligencer'

"Dios elude a la razón" explica Laura (Fanny Valette), estudiante de filosofía, intelectualmente rebelde e hija menor de una familia judía ortodoxa de un suburbio parisino, que elige la razón por sobre la fé, o al menos eso dice. Puede, simplemente, ser su respuesta a las supersticiones de su madre inmigrante, pero nada ayuda demasiado cuando aparece un apuesto algeriano musulmán que la confunde y perturba. Mientras tanto, el matrimonio de su hermana devota (Elsa Zylberstein) cae en picada por problemas sexuales y represiones culposas. El deseo y el placer sexual dentro de las leyes de la religión se tornan centrales para el tranquilo y climático drama de Karin Albou, que toca temas delicados con mucho respeto y franqueza. Su cámara merodea los espacios de los personajes y los cuerpos de las hermanas con ternura, vislumbrando el conflicto entre la carne y el intelecto. La sensualidad nunca es lasciva, meramente curiosa, y el mensaje es enriquecedor.


Salas: Arteplex Belgrano.

Info: www.primordiales.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario